A 25 años de la muerte de Osvaldo Soriano | Un escritor y periodista inolvidable

A 25 años de la muerte de Osvaldo Soriano | Un escritor y periodista inolvidable

Literatura

29/01/2022 09:40:00 a.m.

A 25 años de la muerte de Osvaldo Soriano | Un escritor y periodista inolvidable

El autor de No habrá más penas ni olvido, Cuarteles de invierno y Una sombra ya pronto serás, entre otros textos de ficción, y de notables artículos en PáginaI12, plasmó como nadie la idiosincrasia argentina, con sus contradicciones, sus sueños y sus m...

Ulises Dumont), los compañeros que intentaron salvar las banderas del peronismo en la mítica Colonia Vela, algo que ni Calvino ni el prologuista del libro lograron entender.Novela clave para evocarlo, claro... necesaria para desentrañar sus intenciones desde la parte hacia al todo. Cierto es que la forma en que el marplatense puso a los personajes en acción dio pié a algunas interpretaciones que, subidas a la ola de la teoría de los dos demonios paradigmática de la década del ochenta y utilizada en favor de la candidatura de Alfonsín en desmedro de la de otro Italo (Luder), intentaron poner al peronismo del momento en ridículo. Pero no es eso lo que aparece cuando se la lee en fino la historia, al margen del prejuicio antiperonista. De una relectura más acorde al propósito del autor, surge que la novela es más bien una impecable síntesis de las diferencias ideológicas que llevaron al enfrentamiento, sin la necesidad de ejercer análisis eruditos, academicistas o sesudos. Están los traidores, y la “oligarquía marxista”. Está el policía bueno, y los malos. Están los peronistas genuinos acusados del bolches, la JP, las manoplas de acero, y los engaños típicos de la derecha en connivencia con la prensa –más actual, imposible— que el bandido Guglielmini, encarnado genialmente por Lautaro Murúa –luego director de

Leer más: Página|12 »

Cómo preparar un buen locro patrio para el 25 de mayo

Si bien existen muchas variaciones, lo invariable es la base vegetal y su cocción, a fuego lento durante varias horas. Leer más >>

El recuerdo para uno de los grandes escritores argentinos

Newell´s finalmente oficializó el fichaje de Arboleda - TyC Sports🔴⚫️ NOB Newell´s finalmente oficializó el fichaje de Arboleda 📝 El arquero colombiano de 25 años llega a préstamo por un año desde Rayo Vallecano

Conmoción por la muerte de una tiktoker argentina de 23 años en BrasilValeria Silvestre estaba de vacaciones junto a sus amigas cuando sufrió un paro cardíaco y no pudieron reanimarla. QEPD 🙏 CarlosDelvequio

Asesinaron de cuatro puñaladas a un joven de 22 años frente a la estación de QuilmesCreen que lo mataron para robarle el celular. La familia de la víctima busca testigos y pide que se difundan los videos de las cámaras de seguridad. No hay detenidos por el hecho. Muy triste Y mayrasmendoza de vacaciones. Quilmes es un asco con la inseguridad No se puede vivir más así que país de mierd4

Sangre en las sábanas y todo mugriento: el alquiler de terror de un grupo de amigas en Mar del PlataUna joven de 20 años compartió el lamentable estado de la propiedad en un video que acumuló millones de reproducciones en TikTok: “Pagamos $70 mil y nos mintieron en la cara”, expresó. Monguitas ... Con plata....eso ya se a visto ! 🤷🏻 Qué noticia importante. lo que no esta roto se lo termino de romper, por ladrones.

Lizy Tagliani comunicó su separación de Leo AlturriaLa actriz y cantante anunció el fin de la pareja tras dos años de relación.

Tras un 2021 de recuperación y crecimiento. YPF vuelve a los mercados internacionalesYPF y la Corporación Andina de Fomento (CAF) firmaron el día de hoy un préstamo financiero internacional a 3 años por 300 millones de dólares que representa ... Enteresé JxC, ustedesviven en una nube de pedos publicada por Clarín y el Poder mediático, sigan llenando espacio en la TV de los poderosos, que el pueblo llegado el momento , p''tada culo, y fuiiiiiirrrraaaaaa

) y del fumigador Cerviño ( Ulises Dumont ), los compañeros que intentaron salvar las banderas del peronismo en la mítica Colonia Vela, algo que ni Calvino ni el prologuista del libro lograron entender. Novela clave para evocarlo, claro... necesaria para desentrañar sus intenciones desde la parte hacia al todo. Cierto es que la forma en que el marplatense puso a los personajes en acción dio pié a algunas interpretaciones que, subidas a la ola de la teoría de los dos demonios paradigmática de la década del ochenta y utilizada en favor de la candidatura de Alfonsín en desmedro de la de otro Italo (Luder), intentaron poner al peronismo del momento en ridículo. Pero no es eso lo que aparece cuando se la lee en fino la historia, al margen del prejuicio antiperonista. De una relectura más acorde al propósito del autor, surge que la novela es más bien una impecable síntesis de las diferencias ideológicas que llevaron al enfrentamiento, sin la necesidad de ejercer análisis eruditos, academicistas o sesudos. Están los traidores, y la “oligarquía marxista”. Está el policía bueno, y los malos. Están los peronistas genuinos acusados del bolches, la JP, las manoplas de acero, y los engaños típicos de la derecha en connivencia con la prensa –más actual, imposible— que el bandido Guglielmini, encarnado genialmente por Lautaro Murúa –luego director de Cuarteles de invierno -- prepara ante los suyos: “Ya saben lo que hay que decir. Comunistas, armas, la bomba de la CGT, el atentado –autoinfligido—contra mi auto, y que me salvé porque hay Dios” (pag 72). O el simbolismo sin matices de veinte páginas atrás, cuando el bando reaccionario tirotea el municipio donde se parapetaban los otros, y le pegan al cuadro de Perón que primero se tambalea, y luego cae al suelo. Impecable analogía. Tampoco podrían captar Calvino y los suyos –lógico-- los Cuentos de los años felices , publicados en 1993. Aquellos en los que el marplatense rescata los entrañables y futboleros años cincuenta –primer lustro, claro— y que, por su talante, da en otro punto clave: no era imprescindible pasar por la academia o la universidad para ser un escritor. Soriano, en rigor, ni siquiera terminó el colegio secundario, pero las vivencias de hijo errante, sensible y observador de padre que trabaja de pueblo en pueblo, logró captar de manera impecable el latir de sus gentes, y volcarlo en páginas sin recursos superfluos. Primero obrero metalúrgico y embalador de manzanas. Luego “bicho de redacción”, con alto peregrinaje por diarios y revistas – El Eco de Tandil, La Opinión, Primera Plana, Noticias, El Cronista Comercial --, sufrió el exilio al igual que cualquiera que osara ser como él, así de popular, así de querible, así de atrevido. Así de comprometido, como esa pluma que no pudieron callar de arrebato. Que siguió deslizándose sobre papeles en blanco en la París que lo recibió. Ahí están, para quien los quiera ver, sus artículos en la revista Sin censura