El último e inesperado Macondo de García Márquez

19/01/2022 0:05:00

Después de años de un secreto a voces, Gustavo Tatis Guerra desvela la identidad de Indira Cato, la hija secreta de Gabo

Libros, Literatura

Cultura | El último e inesperado Macondo de García Márquez ➡ Después de años de un secreto a voces, Gustavo Tatis Guerra desvela la identidad de Indira Cato, la hija secreta de Gabo

Después de años de un secreto a voces, Gustavo Tatis Guerra desvela la identidad de Indira Cato, la hija secreta de Gabo

), protagonizada por una repentina revelación de la que derivan interrogantes e inquietudes, está cargada paradójicamente de los mismos tonos fabuladores, expresivos e imaginarios que inundaban el realismo mágico del escritor.La calle del Crucero de Baleares vuelve a lucir en Vallecas @Rita_Maestre La Vanguardia 18/01/2022 11:02 El Ayuntamiento de Madrid ha restituido este lunes las placas con el nombre de la calle de los Hermanos García Noblejas, así como la del Crucero de Baleares, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que ordenaba su restablecimiento.Comentarios El nombre de Indira Cato estuvo dándome vueltas durante muchos años.: tiene una hija Indira Cato El premio Nobel tuvo una hija con la escritora mexicana Susana Cato Video : tiene una hija LA VANGUARDIA 16/01/2022 22:02 Actualizado a 17/01/2022 09:12 Tras años de rumores, el periodista colombiano Gustavo Tatis Guerra ha confirmado uno de los secretos mejor guardados sobre Gabriel García Márquez: la existencia de una hija.

Toda su cronología afectiva parecía asentarse en el terreno de lo seguro hasta que ha dejado de ser así. Con el amor sí se juega Sin haber reclamado nunca el apellido del genio colombiano, Indira Cato nació fruto de una relación del autor de “Cien años de soledad” con la promotora cultural y escritora mexicana Susana Cato. En recuerdo a recuerda a la embarcación que bombardeó a la población civil en Málaga en su camino hacia Almería cuando huían de las tropas franquistas, han indicado fuentes municipales. Pese a que no han trascendido los detalles fechados de los encuentros ni la intensidad con la que éstos tuvieron lugar, así como tampoco se ha concretado el nivel de implicación sentimental que ambos mantuvieron, el primer contacto se gestó con la involuntaria mediación de Fidel Castro , en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, una institución creada por iniciativa de Márquez y patrocinada por el entonces gobernante cubano. Es un rumor que volvió a despertarse con recelo en los funerales del escritor en el Palacio de las Bellas Artes, y quedó aleteando como un viento que abría y cerraba puertas, sin traer razones creíbles ni noticias verificables. Con posterioridad, volvieron a coincidir para, esta vez, trabajar juntos en la elaboración del guion de la película “Con el amor no se juega” dirigida por Carlos García Agraz, José Luis García Agraz y Tomás Gutiérrez Alea en 1991 y del cortometraje “El espejo de dos lunas”. Así, al alto tribunal madrileño ordenaba recuperar el nombre original de algunas calles que Manuela Carmena había modificado en aplicación de la Ley de Memoria Histórica para eliminar toda referencia al franquismo del callejero de Madrid. En 1996, apenas cuatro años después de su primera colaboración profesional, ella le entrevistó para la revista “Cambio 16″ y, puestos a seguir creyendo en el bosquejo liviano y casuístico de la narrativa fantástica que parece invadir no solo la obra, sino también la vida de Gabito, quién sabe si no fue entre el desafío intelectual de las preguntas y la intensidad retórica de las respuestas donde surgió el amor, la atracción o el mero deseo , que llegado el momento, pueden llegar a ser la misma cosa. Pero pactamos que había que asimilarla y ‘contarla bien, con mucho respeto desde el principio’”, así que hablaron con Indira Cato y con su madre, la escritora Susana Cato.

Márzquez junto a Mercedes Barch, con la que compartió su vida La existencia de Indira, lejos de haberse mantenido completamente oculta entre familiares del escritor o haberse interiorizado como una incómoda vergüenza de difícil borrado, se habría vivido como una realidad discreta y digerida, incluso por la propia , compañera de viaje infinita del autor regada en todos sus libros, presente en todos sus días , cuyo reciente fallecimiento ha podido postergar el anuncio de la paternidad en cuestión. Con ese acuerdo -que se alcanzó con el apoyo de Ahora Madrid, PSOE y Cs, mientras que el PP se abstuvo- se daba conformidad a la propuesta del Comisionado de la Memoria Histórica. Y se convenció de la realidad hace solo 10 años. “La tengo aquí, atravesada como un venablo en la bomba circulatoria, en una terrible cosa entre tiempo y espacio, viento y marea, que no sé si sea amor o muerte. De todos modos, es algo tan tenebroso que no habrá más remedio que disolverlo en una buena pócima matrimonial , con cucharaditas suministradas tres veces al día, hasta la hora de la muerte, amén”, contaría por misiva el de Aracataca sobre el inicio de su compromiso con Mercedes (a quien llevaba pretendiendo desde prácticamente los 13 años) a su amigo Francisco Padilla en los albores de la década de los cincuenta. El juez de instancia exponía que la actuación impugnada adolecía de la suficiente motivación,"sin que del contenido del expediente administrativo puede desprenderse, de manera inequívoca, que Millán Astray participara en la sublevación militar, ni tuviera participación alguna en las acciones bélicas durante la Guerra Civil, ni en la represión de la Dictadura". Tal era la asimilación normalizada del asunto que, tal y como señala Guillermo Angulo, amigo personal de Márquez, el interés por su hija siempre fue más generoso que relajado, hasta el punto de que “le dio una casa en una zona muy bonita y un coche. Dasso estuvo de acuerdo desde un principio en que yo debía contar esa noticia monumental. En México saben que ella es hija de Gabo, pero todos allá son respetuosos de la vida privada”, explica. Mostrar comentarios. Siempre según Tatis, García Márquez “siempre estuvo pendiente de su hija hasta el final.

También Rodrigo García Barcha, hijo mayor del escritor, aludió de forma velada a episodios de la vida privada de su padre en el libro publicado el pasado año “Gabo y Mercedes: una despedida”, aunque sin explicitar ningún nombre ni dato fastidioso: “Cuando murió Gabo escribí la primera parte o la principal en la que estaba muy presente mi madre pero siempre supe que no hubiera visto con buenos ojos la publicación, a pesar de que no revelo nada particularmente y no hay trapitos sucios. Era muy cuidadosa de la vida privada”, llegó a puntualizar en su momento para una entrevista de un medio argentino. Toda la cultura que va contigo te espera aquí. Asimismo, Gabriel Eligio Torres García, sobrino del escritor, ha confirmado, en declaraciones para Efe, la existencia de su prima: “Ella es un poco tímida, de hecho ha sido un proceso bastante lento el acercamiento de ella al resto de la familia; pero sí claro, Indira, nosotros tenemos una comunicación con ella, muy buenas relaciones”, comentó el también escritor. En definitiva, se trata de la consagración de un secreto a voces , pero como dice Rosa Cabarcas, la dueña de esa casucha clandestina y abigarrada que aparece en la destacable obra del Premio Nobel, “Memoria de mis putas tristes”; “también la moral es un asunto de tiempo”. Indira Cato . Aquello fue un cataclismo emocional para Mercedes y para la familia, pero los García Márquez apenas supieron de ella, la acogieron con la calidez y el cariño de ser miembro de la estirpe.

Leer más:
La Razón »

Madrid restituye el callejero franquista con los Hermanos García Noblejas y el Crucero BalearesMadrid restituye el callejero franquista con los Hermanos García Noblejas y el Crucero Baleares. En cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Indira, el secreto del patriarca Gabriel García Márquez'El nombre de Indira Cato estuvo dándome vueltas durante muchos años'. El periodista que reveló la identidad de la hija oculta de García Márquez relata cómo descubrió y comprobó la historia el_pais Chistecito …. Y como dicen en mi tierra….” Pa lo difícil que es encargar un hijo”…bueno el país tiene importantes problemas para meternos en la vida privada sea de quien sea…sin comentarios.

Desvelado el mayor secreto de Gabriel García MárquezTras años de rumores, el periodista colombiano Gustavo Tatis Guerra ha confirmado uno de los secretos mejor guardados sobre Gabriel García Márquez: la existencia de una h...

El Ajax fija el precio de Tagliafico, con el Barça pendienteA la espera de generar suficiente 'fair play' financiero para poder inscribir nuevos fichajes, el Barça sigue trabajando para mejorar la plantilla del primer equipo en jbatalla7 Se acabó el tiempo de los piropos, el mejor es el que comparte y juega BusquetsEnElBanquillo jbatalla7 El Barsa se interesa por todos los jugadores del mundo, alguno le van a atinar Mundo Deportivo y SPORT, apostándole a todos seguro que uno vas a ganar jbatalla7 An error in the schedule of the Spanish League matches, Barcelona and Rayo Fabcano, there is no return match in the schedule

El Benfica desmiente el interés en Shevchenko para el banquilloAlex Velikikh, ojeador y representante en Italia, puso el nombre de Shevchenko en la terna

Campaña informativa sobre el Covid-19: el secreto está en el aireEn un documento publicado por BMJ los expertos piden a la UE que diseñe una estrategia basada en la divulgación de que “el Covid está en el aíre”.

), protagonizada por una repentina revelación de la que derivan interrogantes e inquietudes, está cargada paradójicamente de los mismos tonos fabuladores, expresivos e imaginarios que inundaban el realismo mágico del escritor.La calle del Crucero de Baleares vuelve a lucir en Vallecas @Rita_Maestre La Vanguardia 18/01/2022 11:02 El Ayuntamiento de Madrid ha restituido este lunes las placas con el nombre de la calle de los Hermanos García Noblejas, así como la del Crucero de Baleares, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que ordenaba su restablecimiento.Comentarios El nombre de Indira Cato estuvo dándome vueltas durante muchos años.: tiene una hija Indira Cato El premio Nobel tuvo una hija con la escritora mexicana Susana Cato Video : tiene una hija LA VANGUARDIA 16/01/2022 22:02 Actualizado a 17/01/2022 09:12 Tras años de rumores, el periodista colombiano Gustavo Tatis Guerra ha confirmado uno de los secretos mejor guardados sobre Gabriel García Márquez: la existencia de una hija.

Toda su cronología afectiva parecía asentarse en el terreno de lo seguro hasta que ha dejado de ser así. Con el amor sí se juega Sin haber reclamado nunca el apellido del genio colombiano, Indira Cato nació fruto de una relación del autor de “Cien años de soledad” con la promotora cultural y escritora mexicana Susana Cato. En recuerdo a recuerda a la embarcación que bombardeó a la población civil en Málaga en su camino hacia Almería cuando huían de las tropas franquistas, han indicado fuentes municipales. Pese a que no han trascendido los detalles fechados de los encuentros ni la intensidad con la que éstos tuvieron lugar, así como tampoco se ha concretado el nivel de implicación sentimental que ambos mantuvieron, el primer contacto se gestó con la involuntaria mediación de Fidel Castro , en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, una institución creada por iniciativa de Márquez y patrocinada por el entonces gobernante cubano. Es un rumor que volvió a despertarse con recelo en los funerales del escritor en el Palacio de las Bellas Artes, y quedó aleteando como un viento que abría y cerraba puertas, sin traer razones creíbles ni noticias verificables. Con posterioridad, volvieron a coincidir para, esta vez, trabajar juntos en la elaboración del guion de la película “Con el amor no se juega” dirigida por Carlos García Agraz, José Luis García Agraz y Tomás Gutiérrez Alea en 1991 y del cortometraje “El espejo de dos lunas”. Así, al alto tribunal madrileño ordenaba recuperar el nombre original de algunas calles que Manuela Carmena había modificado en aplicación de la Ley de Memoria Histórica para eliminar toda referencia al franquismo del callejero de Madrid. En 1996, apenas cuatro años después de su primera colaboración profesional, ella le entrevistó para la revista “Cambio 16″ y, puestos a seguir creyendo en el bosquejo liviano y casuístico de la narrativa fantástica que parece invadir no solo la obra, sino también la vida de Gabito, quién sabe si no fue entre el desafío intelectual de las preguntas y la intensidad retórica de las respuestas donde surgió el amor, la atracción o el mero deseo , que llegado el momento, pueden llegar a ser la misma cosa. Pero pactamos que había que asimilarla y ‘contarla bien, con mucho respeto desde el principio’”, así que hablaron con Indira Cato y con su madre, la escritora Susana Cato.

Márzquez junto a Mercedes Barch, con la que compartió su vida La existencia de Indira, lejos de haberse mantenido completamente oculta entre familiares del escritor o haberse interiorizado como una incómoda vergüenza de difícil borrado, se habría vivido como una realidad discreta y digerida, incluso por la propia , compañera de viaje infinita del autor regada en todos sus libros, presente en todos sus días , cuyo reciente fallecimiento ha podido postergar el anuncio de la paternidad en cuestión. Con ese acuerdo -que se alcanzó con el apoyo de Ahora Madrid, PSOE y Cs, mientras que el PP se abstuvo- se daba conformidad a la propuesta del Comisionado de la Memoria Histórica. Y se convenció de la realidad hace solo 10 años. “La tengo aquí, atravesada como un venablo en la bomba circulatoria, en una terrible cosa entre tiempo y espacio, viento y marea, que no sé si sea amor o muerte. De todos modos, es algo tan tenebroso que no habrá más remedio que disolverlo en una buena pócima matrimonial , con cucharaditas suministradas tres veces al día, hasta la hora de la muerte, amén”, contaría por misiva el de Aracataca sobre el inicio de su compromiso con Mercedes (a quien llevaba pretendiendo desde prácticamente los 13 años) a su amigo Francisco Padilla en los albores de la década de los cincuenta. El juez de instancia exponía que la actuación impugnada adolecía de la suficiente motivación,"sin que del contenido del expediente administrativo puede desprenderse, de manera inequívoca, que Millán Astray participara en la sublevación militar, ni tuviera participación alguna en las acciones bélicas durante la Guerra Civil, ni en la represión de la Dictadura". Tal era la asimilación normalizada del asunto que, tal y como señala Guillermo Angulo, amigo personal de Márquez, el interés por su hija siempre fue más generoso que relajado, hasta el punto de que “le dio una casa en una zona muy bonita y un coche. Dasso estuvo de acuerdo desde un principio en que yo debía contar esa noticia monumental. En México saben que ella es hija de Gabo, pero todos allá son respetuosos de la vida privada”, explica. Mostrar comentarios. Siempre según Tatis, García Márquez “siempre estuvo pendiente de su hija hasta el final.

También Rodrigo García Barcha, hijo mayor del escritor, aludió de forma velada a episodios de la vida privada de su padre en el libro publicado el pasado año “Gabo y Mercedes: una despedida”, aunque sin explicitar ningún nombre ni dato fastidioso: “Cuando murió Gabo escribí la primera parte o la principal en la que estaba muy presente mi madre pero siempre supe que no hubiera visto con buenos ojos la publicación, a pesar de que no revelo nada particularmente y no hay trapitos sucios. Era muy cuidadosa de la vida privada”, llegó a puntualizar en su momento para una entrevista de un medio argentino. Toda la cultura que va contigo te espera aquí. Asimismo, Gabriel Eligio Torres García, sobrino del escritor, ha confirmado, en declaraciones para Efe, la existencia de su prima: “Ella es un poco tímida, de hecho ha sido un proceso bastante lento el acercamiento de ella al resto de la familia; pero sí claro, Indira, nosotros tenemos una comunicación con ella, muy buenas relaciones”, comentó el también escritor. En definitiva, se trata de la consagración de un secreto a voces , pero como dice Rosa Cabarcas, la dueña de esa casucha clandestina y abigarrada que aparece en la destacable obra del Premio Nobel, “Memoria de mis putas tristes”; “también la moral es un asunto de tiempo”. Indira Cato . Aquello fue un cataclismo emocional para Mercedes y para la familia, pero los García Márquez apenas supieron de ella, la acogieron con la calidez y el cariño de ser miembro de la estirpe.