Estudio de Mexicanos Primero demuestra que el único camino para recuperar aprendizajes es cumplir con las condiciones para la presencia

La escuela, el mejor lugar para aprender cinco horas diarias, cinco días a la semana con condiciones de higiene y distanciamiento

27/01/2022 06:40:00 a. m.

NACIONAL | Un estudio de Mexicanos1o advierte que las niñas, niños y adolescentes que no asisten a las escuelas no sólo no aprenden, sino que están retrocediendo.

La escuela, el mejor lugar para aprender cinco horas diarias, cinco días a la semana con condiciones de higiene y distanciamiento

Cecilia Higuera Albarrán26/01/2022 13:49El cierre de escuelas en México por la pandemia de la COVID-19, tuvo un impacto devastador en los estudiantes, con una pérdida acelerada de aprendizajes en los estudiantes que no regresaron a la escuela y siguen sus clases a través de la televisión.

Al presentar los resultados del Estudio Equidad y Regreso, David Calderón, Presidente Ejecutivo de Mexicanos Primero, resaltó que las niñas, niños y adolescentes que no asisten a las escuelas no sólo no aprenden, sino que están retrocediendo.

Leer más: La Crónica de Hoy »

LFA: Fundidores vs Gallos en vivo; sigue la final por el Tazón México V

Leer más >>

Mexicanos1o Díganselo a los papás y mamás que no quieren llevarlos, ponen y ponen pretextos. Muchas veces, no hay motivo, no están enfermos, ni tienen familiares enfermos de covid y no los llevan.

Mexicanos Primero urge un regreso a clases presenciales, ya que quienes se mantienen a distancia han perdido conocimientos Cecilia Higuera Albarrán 26/01/2022 13:49 El cierre de escuelas en México por la pandemia de la COVID-19, tuvo un impacto devastador en los estudiantes, con una pérdida acelerada de aprendizajes en los estudiantes que no regresaron a la escuela y siguen sus clases a través de la televisión. Al presentar los resultados del Estudio Equidad y Regreso, David Calderón, Presidente Ejecutivo de Mexicanos Primero, resaltó que las niñas, niños y adolescentes que no asisten a las escuelas no sólo no aprenden, sino que están retrocediendo. Los datos obtenidos, dijo, demuestran que a los alumnos de educación básica la oferta a distancia no les gusta, no cuentan con dispositivos para seguirla, y sobre todo no les funciona para aprender, por lo que, la única opción de aprendizaje en México es mantener la escuela abierta y reducir los riesgos para ofrecer confianza a estudiantes y familias. Ante ello, para recuperar aprendizajes, es necesario que las y los estudiantes permanezcan en una escuela segura al menos cinco horas diarias durante cinco días a la semana. David Calderón resaltó que ante tal situación ha quedado demostrado que la presencialidad es insustituible, con lo que todas y todos en el país debemos impulsar el regreso total, aunque esto no significa desconocer, mucho menos dejar al azar la seguridad en las escuelas, por el contrario, porque, precisamente se valora lo que se aprende en la escuela en plena actividad, es que la exigencia debe ser “y hasta litigamos que haya condiciones, protocolos y suministros”. Asimismo, reprobó “que se simule, que se desdeñe o se deje al poder de compra de las familias o, a los magros ingresos de las y los maestros –de los insumos que se necesitan en las escuelas-, es una grave injusticia que nos debe indignar y ser denunciada sistemáticamente. A su vez, Katia Carranza, investigadora en Mexicanos Primero explicó que las y los estudiantes de la muestra que sin asistir a la escuela no sólo no aprendieron, sino que perdieron conocimientos con respecto a los resultados que adquirieron en abril pasado en lectura y matemáticas. “Los resultados correspondientes al área de lectura nos muestran que quienes se encuentran todavía a distancia no sólo no están aprendiendo, sino que están perdiendo conocimientos; un 8.3 por ciento, de estos niños y jóvenes estudiantes, que en abril lograron comprender un texto de 4º grado, en diciembre ya no podrán hacerlo. Es más significativa la pérdida de aprendizaje en aquellos que ya no volvieron a la escuela, puesto que en abril el 64 por ciento, pudo comprender un texto de 3er grado y en diciembre sólo lo hizo el 41 por ciento, es decir, disminuyeron en un 23 por ciento”, agregó. En matemáticas, informó, la situación es más compleja, ya que los resultados muestran que se requiere una presencia más sistemática en la escuela para consolidar los aprendizajes, de tal suerte que aquellos quienes se mantuvieron en un modelo híbrido empeoraron en 8.3 por ciento... De los que siguen a distancia, la pérdida de aprendizaje fue de 6.2%, y de quienes no regresaron a la escuela, casi 1 de cada 10 estudiantes de 10 a 15 años no puede nombrando un número de dos dígitos”. Asistir a la escuela, incluso, sólo un día a la semana, hace la diferencia, porque mejoraron en 18.5 por ciento la comprensión de un texto de 3º de primaria; en abril lo pudo hacer el 53.7 por ciento, y en diciembre, después de volver unos meses a la escuela, el 72.2 por ciento. En matemáticas, los que no asistieron a la escuela de manera sistemática, mejoraron en un 10.7 por ciento al resolver una división, en abril, lo modificó el 16.7 por ciento y en diciembre aumentó al 27.4 por ciento. RECUPERAR LOS APRENDIZAJES PERDIDOS David Calderón planteó que para que el aprendizaje continúe y se recupere lo perdido cada estudiante debe contar con 5 x 5 x 5; es decir cinco horas requieren de escuela, cinco días a la semana, y cinco condiciones imprescindibles en cada escuela, garantizadas por la autoridad educativa: 1) agua (y jabón, y sanitizantes); 2) aire, lo que implica ventilación, distancia y cubrebocas; 3) apoyo socioemocional, con el juego y convivencia que hace falta; 4) refuerzo en los aprendizajes fundamentales en donde se ha diagnosticado retrocesos, y 5) participación, lo que incluye escuchar a la comunidad todo el tiempo, para que las soluciones sean solidarias y sustentables, y la exigencia a la autoridad sea constante. “Regresemos -demandó-, sí, pero a aprender …Sólo la cantaleta de “regresen, regresen”, sin dar confianza en los hechos, y sin un propósito, es estéril. Si logramos que todas las familias capten que el aprendizaje es algo vivo, y que no se queda detenido con el marcador en ceros, sino que decrece y que es necesario un plan de recuperación de vigoroso, entonces hay esperanza. La escuela, dijo, es el espacio más seguro y adecuado para el desarrollo integral de las y los niños y adolescentes con sus pares, con una maestra que les conoce, no con un experto en televisión que nunca les conocerá ni hará ajustes, ni responderá preguntas o variará el ritmo o el camino de su exposición. Es el espacio más adecuado en general, y si no lo es, ello se debe a la corrupción y la ineptitud”, manifestó. CERRAR