Afganistán, Guerrilla Talibán, Mujeres, Abogados, Fiscales, Derecho, Minorías Étnicas, Discriminación, Discriminación Sexual, Derechos Mujer

Afganistán, Guerrilla Talibán

Nushin, de joven fiscal a perseguida por los talibanes

Una jurista afgana se oculta de los fundamentalistas, a quienes responsabiliza del asesinato de tres colegas

24/09/2021 7:01:00

Han asesinado a tres fiscales y Nushin no quiere ser la cuarta. Por eso ha decidido esconderse. Es una mujer de la minoría hazara en Afganistán . “Llegué a la oficina y enseguida me di cuenta de que las cosas no iban bien; había pocas mujeres”

Una jurista afgana se oculta de los fundamentalistas, a quienes responsabiliza del asesinato de tres colegas

Más informaciónLa nueva diáspora afganaNushin asegura que “los talibanes no consideran a la mujer como un ser humano igual que el hombre, sino que la ven como un objeto, alguien que se ocupa de las tareas del hogar y satisface su lujuria”. Esto, en su opinión, explica que no solo las excluyan de la vida social, sino que se entrometan en su vida privada,

La FIL despide a Almudena Grandes: “Era ruda, una gran amiga de México” Telescopio Hubble capta imágenes de 4 planetas y de hallazgos en ellos El Villarreal clama por el penalti de Piqué: 'Es incomprensible que no se pite'

cómo deben vestirseo con quién pueden relacionarse.Esas limitaciones imposibilitan su trabajo como fiscal. “Tenemos que estar en contacto con jueces, delincuentes, perjudicados tanto hombres como mujeres, y los talibanes consideran pecado que la mujer tenga cualquier tipo de trato con los hombres y mucho menos que intervenga en juicios”, dice. De ahí que no tenga la mínima esperanza de que vayan a permitirles volver al trabajo en la Fiscalía o los juzgados.

Recuerda el 15 de agosto,cuando los fundamentalistas entraron en Kabul, como “un día terrible”. “Llegué a la oficina a las ocho y pico, y enseguida me di cuenta de que las cosas no iban bien; había pocas mujeres”, evoca. Sus compañeros le advirtieron de que debía volver a casa cuanto antes porque los talibanes estaban entrando en la ciudad. “Me asusté mucho, sabía lo que significaba”, señala. headtopics.com

Pidió a un compañero que la esperara y la acompañara, pero no lo hizo. También solicitó ayuda a otro que hablaba pastún (el primer idioma entre los talibanes) y que tenía coche, pero se escabulló. “Me asomé a la calle y sentí un nudo en la garganta, temblaba de miedo: todo el mundo intentaba regresar a sus hogares, pero no había coches, solo vehículos militares”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límitesSuscríbete aquíCuando, por fin, logró que un taxi la llevara a casa, la decisión estaba tomada. Esa misma noche abandonó a los suyos y se refugió con unos parientes. “No podía creer que los talibanes hubieran vuelto al poder tras 20 años. No podía creer que ya no era libre. Todavía vivo con mucho miedo”, confía durante una conversación por WhatsApp.

Su temor no es infundado. Desde entonces, los talibanes han asesinado a tres de sus colegas en Kabul, Kandahar y Panshir sin que los medios locales hayan informado de ello. Nushin lo atribuye a que el nuevo régimen “ha limitado muchísimo” la actividad de la prensa, algo

confirmado por numerosos periodistas afganos. “Nadie puede denunciar el asesinato de funcionarios”, asegura, “yo me enteré de estos a través de otros compañeros de trabajo. Los talibanes van de casa en casa buscando a los funcionarios”, afirma convencida de que la situación está empeorando, algo que le hace cambiar de domicilio con frecuencia. “A mí, me han buscado en todas las casas del barrio donde he vivido”. headtopics.com

Muere Bart the Bear II, el oso que apareció en películas y series La acción más viral de Deyverson: finge una agresión en el 122'... ¡y había sido el árbitro! Lo que sabemos sobre ómicron, la nueva variante de coronavirus

No cree enlas promesas de los fundamentalistas. “Los talibanes mienten. Dicen que han decretado una amnistía, pero en realidad han liberado a los delincuentes de las cárceles”, expone. Eso agrava los problemas de Nushin que, como otros compañeros fiscales, trabajó en casos de asesinato vinculados con los milicianos y ya recibió amenazas. “Tuve que salir de Kabul y vivir unos meses

en Bamiyán. Ahora que esos criminales están libres y los talibanes están en el poder, yo no me siento segura”, declara.Nushin, que trabajó para pagarse los estudios universitarios de Derecho en una universidad privada, logró superar las pruebas para ser fiscal con un programa de preparación organizado y financiado por Estados Unidos. Pero su felicidad quedó sepultada en las dificultades de una sociedad profundamente machista y discriminatoria hacia las minorías. “Tampoco el ambiente laboral era ideal antes de la llegada de los talibanes”, señala.

Cuenta que jefes y compañeros de trabajo la discriminaban por ser mujer. “Hablaban de mi forma de vestir, decían que la mujer debe quedarse en casa. Nuestra oficina también nos discriminaba; por ejemplo, nos enviaban a propósito a regiones inseguras donde no teníamos ningún familiar”, relata. Además, tenían menos privilegios: no recibían el complemento salarial que recibían los hombres o cuando, ante la creciente inseguridad, a estos les dieron pistolas, a ellas se las negaron. “Cuando preguntamos la razón, nos contestaron que éramos mujeres y no sabíamos disparar”, añade.

El hecho de ser hazara también añadía otro motivo de discriminación. “Casi todos los días tenía que hablar con mis compañeros para convencerlos de que los hazara como el resto de los afganos somos ciudadanos con los mismos derechos”, explica. Esa comunidad ha progresado mucho en durante las dos últimas décadas, sobre todo en el terreno académico, lo que ha facilitado su acceso al funcionariado. “Es algo nuevo para el resto de las etnias y se muestran reacias a aceptarlo”, admite. headtopics.com

Pero todos esos problemas palidecen ante lo que supone el regreso de los talibanes. “En los últimos 20 años han demostrado que no han cambiado, solo que ahora son más listos que antes, en especial en sus relaciones públicas”, declara convencida de que su lenguaje moderado únicamente busca ganarse la confianza de la comunidad internacional. “Necesitan los créditos y quieren beneficiarse de la ayuda humanitaria”, subraya. Por ello pide que no se les reconozca y que la asistencia al pueblo afgano se haga “de forma directa, sin pasar por las manos de los talibanes”.

Leer más: EL PAÍS »

Yes, We Are The Champions! by Javier Arrés | MakersPlace

MakersPlace is the premier market to discover, collect and invest in truly rare and authentic digital artworks, by the world's leading artists and creators. Creators on MakersPlace are able to protect and sell their works to a rapidly growing community of thousands of digital creatives and collectors.

Los seis policías que entraron en una vivienda durante una fiesta serán juzgados por 'allanamiento'El juzgado considera que 'hay sólidos indicios de la concurrencia del delito de allanamiento de morada', al no contar con una orden judicial ni el consentimiento de los inquilinos. Que digan que entraban para okupar la casa y así serán absueltos. Tócate los 🥚🥚🥚🥚😤. Y LOS OKUPAS P’a cuando? QUE VERGÜENZA

Una ballena de ocho toneladas llega a una playa de ElcheEl cadáver del cetáceo en avanzado estado de descomposición ha sido retirado por los operarios de limpieza y será estudiado por el Instituto Oceanográfico de la localidad alicantina Es mi mujer Es JM_Bernabe_

Muere un jinete de 16 años tras ser pisado por su caballo cuando preparaba una competiciónJairo Huertas ha fallecido después de un trágico accidente mientras se entrenaba para una prueba de doma.

¿Una nueva batalla de Angelina y Brad por varios millones?El Chateau Miraval, donde contrajeron matrimonio, estaría en el centro de un nuevo desencuentro en el que se disputarían 140 millones de euros

Pérdida de memoria, una secuela que Bárbara Mori sufrió por el CovidBárbara Mori habló de las secuelas que dejó en ella el Covid-19, entre ellas la pérdida de la memoria No perdió la memoria, le costaba retener dio por ejemplo que tenía que dar una plática y no se aprendía texto que había escrito para esa ocasión.

Mira la transformación de cientos de taxis en Tailandia por una buena causa▶ Si los miras de frente parecen simples taxis fuera de servicio en Tailandia... Pero, si observas sus techos verás que transformaron en algo muy especial.