Qustodio

Qustodio

«Los hijos ya no mienten a sus padres para ir a una fiesta, sino para quedarse en casa con la pantalla»

«Los hijos ya no mienten a sus padres para ir a una fiesta, sino para quedarse en casa con la pantalla» Por @aisabelms

25/11/2020 18:50:00

«Los hijos ya no mienten a sus padres para ir a una fiesta, sino para quedarse en casa con la pantalla» Por aisabelms

María Guerrero, psicóloga experta en familia y tecnología, asegura que las consecuencias psicológicas del Covid-19 protagonizarán las tercera ola de la pandemia, en la que los menores se verán gravemente afectados después de que su vida se viera totalmente alterada de la noche a la mañana, impulsándoles a una relación de dependencia con la tecnología

(12%) ymenor autoestima(7%) son otros de los cambios físicos y psicológicos que se han producido en los hijos tras el estallido de la pandemia.«Ese mal humor, esa agresividad por parte de los hijos, las alteraciones de sueño, etc. van a ir aumentando», alerta Guerrero. «La tercera ola del Covid-19 -continua- será mental: son los efectos psicológicos que está provocando esta crisis. Y los padres están muy preocupados».

Ayuso muestra su hartazgo contra Sánchez: 'Ni siente ni padece lo que pasa en este país' El jefe de los psicólogos del 112 valenciano defiende la tortura para el asesino de Marta del Castillo Los catalanes podrán saltarse el confinamiento para ir a mítines electorales

Bajo este desfavorable entorno, al mismo tiempo, se han producidocambios en los hábitos digitales de las familias. Uno de cada 3 hogares españoles ha adquirido un nuevo dispositivo a causa del Covid-19 para poder hacer frente a las clases online. Pero, al mismo tiempo, se ha producido un aumento del 34% del número de registros en plataformas y servicios de entretenimiento de vídeo online, principalmente en Netflix y Disney +.

Además,6 de cada 10 familias aseguran que la pandemia ha provocado una mayor adicción a las pantallas, una cifra que asciende hasta el 70% en el caso de las familias con hijos de entre 9 y 13 años. Mientras, el 11% de los padres españoles cree que sus hijos han accedido a headtopics.com

contenido inapropiadoen este tiempo, porcentaje que muestra sus picos más altos en familias con hijas de 11 años e hijos de 13.Todos estos datos dejan en evidencia una nueva realidad:las familias han de trabajar duro para que todo este exceso de tecnología afecte lo menos posible a los hijos

. Y es que más allá del Covid-19, hay nuevos hábitos digitales que han venido para quedarse, como los educativos, y encontrar el equilibrio no va a ser fácil.Para controlar este exceso de pantallas, los progenitores han optado, principalmente, por

establecer límites de uso(63%),bloquear «apps»(27%, una opción que ha experimentado un crecimiento del 5% con respecto a la época pre Covid-19) ymarcar horarios(26%). Apenas un 6% ha optado por elaborar uncontrato familiarGuerrero señala que el «

aumento de uso de dispositivos va a conllevar conductas más adictivas». No hay que olvidar que «los menores son menos conscientes del poder adictivo de las pantallas y tienen menor autocontrol». De ahí la necesidad urgente de los progenitores en educar. headtopics.com

PharmaMar se dispara un 20% en bolsa ante los resultados de la plitidepsina contra el Covid El Govern permitirá saltarse el confinamiento municipal para ir a mítines durante la campaña El VIH en la tercera edad

Y en el caso en el que vean que no pueden, siempre está la opción de solicitar ayuda externa. «Los padres son quienes mejor conocen a sus hijos», explica la experta, que enumera algunas de las señales de alarma que pueden alertar a los progenitores de contemplar ese nuevo escenario. «Su comportamiento nos va a decir muchas cosas -asegura- El aislamiento es el primer síntoma: no es normal y no deberíamos normalizarlo. También son señales de alerta posibles cambios en sus rutinas, como que deje sus aficiones. También cuando vemos una alteración del sueño importante, cambian sus notas, hay fracaso, cambios de humor, responden fatal, presentan ansiedad para conectarse o síndrome de abstinencia…»

«Laestá bastante relacionada con el desarrollo de ciertos problemas como elapego inseguro, depresión, ansiedad...». A ello hay que unirle queel ocio de los menores se ha vuelto también digital, por lo quetendremos en un futuro jóvenes «más aislados y más vulnerables».

Conectados con la escuelaA este exceso de uso de las pantallas en el ámbito personal y digital, se le suma el educativo. Con el cierre de los colegios en marzo, los menores tuvieron que seguir sus clases online, algo que ha continuado en el nuevo curso académico, especialmente entre los estudiantes de a partir de Secundaria, quienes siguen sus clases a través de un

modelo híbrido.Esta nueva situación, sin embargo, no gusta a las familias:6 de cada 10 consideran que su hijo aprende peor en remoto, según la encuesta elaborada por Qustodio. Además,el 70% de los progenitores considera que se ha incrementado el número de horas que pasan sus hijos conectados para la escuela headtopics.com

(en clase + tareas) desde el inicio de la pandemia. A partir de los 11 años este porcentaje asciende hasta el 80%.«El Covid-19 ha cambiado la educación para siempre. Los nuevos modelos educativos pueden provocar unafalta de capacidad en los hijos para la socialización así como una falta de conciencia del trabajo en equipo

Leer más: ABC.es »

Jennifer López habla en castellano en la investidura de Joe Biden - ELMUNDOTV

#JoeBiden #JenniferLopez #EEUU ¿Quieres más historias? Suscríbete a nuestro canal ? https://goo.gl/L2MPk1 Visita ElMundo: https://www.elmundo.es Todos nuestros vídeos: https://goo.gl/r9Vzu8 Síguenos en las redes sociales: En Facebook: https://www.facebook.com/elmundo/ En Twitter: https://twitter.com/elmundoes En Instagram: https://www.instagram.com/elmundo_es

aisabelms Hasta que van a su primera rave aisabelms Que tontería, pudiéndose llevar la pantalla de fiesta.