Las razones por las que acumular grasa corporal nos hace más vulnerables a la covid-19 - BBC News Mundo

La obesidad se define como factor de riesgo en las infecciones causadas por virus respiratorios

20/01/2022 18:47:00

La obesidad se define como factor de riesgo en las infecciones causadas por virus respiratorios

El exceso de grasa en el cuerpo provoca problemas de suministro, de distribución y de entrada de aire que nos hacen más propensos a sufrir todo tipo de infecciones respiratorias, entre ellas la covid-19.

en las infecciones causadas por virus respiratorios.En 2009, durante la pandemia causada por el virus influenza H1N1, la obesidad se asoció con un incremento en el riesgo de hospitalización e ingreso en la UCI tras la infección vírica.

Atascos y problemas de abastecimientoImaginemos el cuerpo de una persona con obesidad como una ciudad amurallada.La alta cantidad de tejido adiposo disregulado que contiene hace que, en condiciones normales, la ciudad sufra unaobstrucción en las vías de suministro

Leer más: BBC News Mundo »

David Simon

Política: David Simon Leer más >>

Ay dios mio! Pura mierda Y pero los encerraron durante meses con la excusa de 'cuidarlos' para que engorden y sé enfermen entonces 👁 ojo, el covid odia la grasa corporal, a ponerse a dietas de lechuga con limon. 😆😆 Sii todo nos da covid, No se cansan de intentar inducir miedo y pánico a la población... 🤮

Es porque no se aborda ese tema con perspectiva de género verdad LA DICTADURA CUBANA ACABA DE SECUESTRAR A BARBARA FARRAT, MADRE DE UN MENOR DE EDAD ENCARCELADO POR LA DICTADURA POR SOLO SALIR A PROTESTAR. EL MUNDO TIENE QUE LUCHAR POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLITICOS EN CUBA. Y la contaminación también.

YodaSapiens_29 Mas o BBB disse que saúde vai além da forma física!! Dios bendito!

Es factor de riesgo con o sin virus 🤷‍♂️

no es la primera vez que la obesidad se define como factor de riesgo en las infecciones causadas por virus respiratorios . En 2009, durante la pandemia causada por el virus influenza H1N1, la obesidad se asoció con un incremento en el riesgo de hospitalización e ingreso en la UCI tras la infección vírica. Atascos y problemas de abastecimiento Imaginemos el cuerpo de una persona con obesidad como una ciudad amurallada. La alta cantidad de tejido adiposo disregulado que contiene hace que, en condiciones normales, la ciudad sufra una obstrucción en las vías de suministro (por hipertensión, aterosclerosis o patologías cardiovasculares). Pero también dificultades con el suministro y la gestión de los alimentos (resistencia a la insulina y diabetes) y con la entrada de aire (por dificultades respiratorias). El acceso esta ciudad, ya de por sí debilitada y enferma, sería relativamente fácil para un invasor como el causante de la covid-19, puesto que el tejido adiposo se comportaría como un caballo de Troya. Es decir, serviría de refugio al nuevo enemigo. Quien, dicho sea de paso, se encontraría con más puertas de entrada en la zona verdes de suministro de aire de la ciudad (el pulmón, en nuestro cuerpo). El desastre sería absoluto. Sobre todo porque cuando los soldados del ejercito inmune de la ciudad tratasen de expulsar al enemigo, su respuesta deficitaria provocaría aún más daños "urbanos" como consecuencia de la tormenta de citoquinas. Además, al atacar al caballo de Troya (nuestro tejido adiposo), invadido por el virus, se produciría muerte adipocitaria . Y las calles de la ciudad se llenarían de residuos (gotas de grasa), que las taponarían y nos predispondrían a desarrollar el síndrome del embolismo graso. Un síndrome que dispara la probabilidad de sufrir un evento trombótico. Esto generaría aún mayores problemas de circulación de mercancías y distribución de alimentos. En resumen, el exceso de grasa corporal no hace si no empeorar los síntomas de la infección por SARS-CoV-2 e incrementar el riesgo de hospitalización y muerte .