Carmen Linares, la verdad del flamenco: la edad de oro de los tablaos, la brecha de la droga y un saber hecho arte

19/01/2022 23:02:00

Carmen Linares, la verdad del flamenco: la edad de oro de los tablaos, la brecha de la droga y un saber hecho arte

Cultura, Música

Carmen Linares, la verdad del flamenco: la edad de oro de los tablaos, la brecha de la droga y un saber hecho arte

Dicen que es una señora, una gran dama. Hablan de leyenda, maestra, sabia. "Uy, madre mía, qué miedo lo que dicen". Para ella son sólo palabras de...

, cada vez más enrocados en el turismo.a los 10,94 euros.rará el próximo 30 de enero en el Teatro Cervantes de Málaga.Comentarios Grabado anónimo con el retrato de Louise Labé.

«Y ahora, el Candela », remata la cantaora, que estuvo en la inauguración del mítico local de Lavapiés en 1982 y allí volvió mil veces tras un recital propio o ajeno. Menos noctámbula que otros, joven en definitiva, alguna noche en Bocaccio y bastantes más en el Robles de los bailaores Carmen Mota y Joaquín Robles. Aquel boom, y su veneno. "La droga es lo que más daño ha hecho al flamenco, un antes y un después, muchos se quedaron en el camino", señala como valoración histórica. Y el envés:"Lo mejor ha sido que el flamenco, una música popular, se ha elevado a la categoría de arte ". El pasado octubre Carmen Mola La bestia , y así se desveló el engaño.

Carmen Linares, en una imagen reciente en el Cafe de Chinitas, donde creció en Madrid, con Morente y en paralelo a Camaron en Torres Bermejas. ARCHIVO DE CARMEN LINARES Universitaria de los tablaos, anduvo en el Café de Chinitas junto a Enrique Morente ."Éramos unos críos. Nos daba la risa en el escenario y Enrique decía: 'Por favor, que nos van a echar'". De allí saltaban a Torres Bermejas, en busca de Camarón y otros magisterios. “A fin de cuentas se trata en ambos casos de una especie de pseudónimo”, observa.

"Enrique y José eran... Yo no me quedaba igual después de escucharlos". De ambos trae una anécdota que se ahorma al presente e importa este miércoles. En cambio, en el Lyon del siglo XVI existió no exactamente una Louise Labé, pero sí una persona llamada Loyse Labbé (con y griega y dos b ), cuya existencia Huchon documenta con detalle (e incluye en La Pléiade un documento de un juicio de la Inquisición en Salamanca en 1570 que la describe como “una bellaca” y “una mala muger de leon” [sic]).

Con Morente fue Carmen a una procesión en Alicante. Iban a cantar La saeta y"no sonó la música de siempre, sino la de Serrat". Esa misma canción tienen previsto entornar hoy. Pero lo que asombró a Morente y Carmen fue"qué modernidad, y qué alma, añadía Serrat" al clásico. Una reafirmación en carne propia. Su madre murió joven y su madrastra tampoco sabía firmar.

Desde la esencia, ella, como Morente o Camarón, actualizaron a sus ancestros ."Me baso en las raíces, pero quiero volar". Hoy mismo se cobijará en dos guitarras, claro, y en un trío de piano, contrabajo y batería. De Camarón también hay qué rememorar. Un día llamaron a casa de Carmen. Y lo es el contenido, que no se refiere a los amores y desamores de la Bella Cordelera real, sino que es un ejercicio literario plagado de alusiones a poetas antiguos y clásicos —Safo, Catulo, Ovidio— y otros contemporáneos, y basado en los modelos poéticos en boga en el Renacimiento.

Al otro lado, escuchó esa voz de suspiro:"Soy José". Y ella preguntó:"¿José? ¿Qué José?". Y con ese mismo habla sobre el viento le aclaró:"Camarón". Toda la familia enloqueció. Pero por encima del festejo, la enseñanza: José quería hablar con el marido de la cantaora, Miguel Espín , padrino de lo mejor del flamenco en TVE, depositario de una de las pocas grabaciones de Santiago Donday . “¿Está justificado este cuestionamiento?”, se lee.

Camarón no dejó precursor noble sin degustar y tampoco Carmen Linares, igual de amorosa con los jóvenes ,"hay que apoyarlos al máximo", con su impulso urbano y sus revoluciones; su forma de ser sin imitar. Esa dedicación y generosidad la engrandecieron a la inmortalidad, especialmente, por Antología (la mujer en el cante) , donde recuperó, en su garganta, a tantas mujeres ocultas al tiempo. Sobre esa obra, que ahora se llamaría feminista -"había que hacerles justicia"- y que es un manantial de nuevos aficionados desde hace un cuarto de siglo, vuelve esta noche. no sería si esa mentalidad igualitaria no se hubiese anticipado en su padre, ferroviario, apasionado del flamenco , guitarrista y más: algunas madrugadas lo encontraba la hija, porque le había venido la inspiración de alguna estrofa y se levantaba para sellarla. Con 13 años, cuando el trabajo los llevó a Ávila, La Niña era la sombra del padre en la peña flamenca. Sobre la posible paradoja que es publicar las obras completas de Louise Labé si Louise Labé era un colectivo, Mireille Huchon replica aludiendo a otros nombres que pudieron esconder a varios autores: “No es una paradoja.

Conoció ahí incluso a su futuro marido. Y ya en Madrid, la familia no solo eligió bien donde vivir, en la muy flamenca calle Echegaray, vecina de la extinta Peña Charlot . Carmen estudió mecanografía, pero su padre no la quiso secretaria:" Si Dios te ha dado un don , esa voz y ese oído, es para algo". Visa a esta gloria. Pero, ay, qué sería Carmen sin su madre, esa alegría en casa, el cante presente. Es autor del libro 'Otoño americano' (editorial Elba, 2017).

Fue ella quien, aún desde Ávila, enviaba una carta semanal a Radio Madrid para la rifa de un tocadiscos Iberofon , en el programa de José Luis Pecker."Ya que no teníamos dinero...".

Se hizo el anhelo, su padre cogió el tren y volvió con el tocadiscos."Allí escuche a Mairena, a Caracol, a todos los grandes". Carmen ha paseado ese tocadiscos, en su maletín, por el mundo, un equipaje más. A la dueña hoy del Inverfest la han escuchado en el Teatro Chaillot de París , en el Carnegie Hall de Nueva York , en el Shijuku Bunka Center de Tokio , en la Opera House de Sydney , en el Teatro Colón de Buenos Aires ..

. Y en el Teatro Real de Madrid o en la cárcel de mujeres de Yeserías, hace medio siglo, cuando aún gateaba en las tablas con los Habichuela. Fue Juan .

Leer más:
EL MUNDO »

Los Charts de Carmen Ramos: Atresmedia, Banco Sabadell y FCCAtresmedia subió este lunes un 2,99%, para situarse en los 3,58 euros. Sabadell, con un avance del 4,51%, lideró las subidas del Ibex 35. Las acciones de FCC ganaron un 1,86%, hast

Banderas recibirá el Premio Carmen de Honor de la Academia de Cine andaluzaEl actor, director y productor Antonio Banderas recibirá el Premio Carmen de Honor en la primera edición de estos galardones creados por la Academia de Cine de Andalucía, cuya gala de entrega se celeb

La Carmen Mola del Renacimiento francésLa canónica colección de clásicos La Pléiade consagra la polémica tesis de que Louise Labé, la legendaria poeta protofeminista del siglo XVI, era en realidad el pseudónimo de un colectivo de varones el_pais No ponéis a Isabel la católica de protofeminista

Iceta y Carmen Thyssen firmarán el acuerdo por su colección el 9 de febreroIceta y Carmen Thyssen firmarán el acuerdo por su colección el 9 de febrero. El acuerdo inicial, firmado hace un año, incluye la vuelta del 'Mata Mua' y un alquiler de 6,5 millones de euros anuales durante un periodo de 15 años Venga hombre!!!! Que expongan una copia..🤦‍♂️

Iceta y Carmen Thyssen firmarán el alquiler de su colección el 9 de febreroIceta y Carmen Thyssen firmarán el alquiler de su colección el 9 de febrero. El Estado pagará 6,5 millones anuales y el acuerdo incluye el regreso del 'Mata Mua' Que es iceta?

Miquel Iceta y Carmen Thyssen firmarán el acuerdo para alquilar su colección el 9 de febreroUn año después del acuerdo, pactado con el anterior ministro de Cultura , se fija una fecha para la firma que posibilitará la vuelta de 'Mata mua' y arrenta la colección de la baronesa por 130 millones de euros a lo largo de 20 años Majestad

, cada vez más enrocados en el turismo.a los 10,94 euros.rará el próximo 30 de enero en el Teatro Cervantes de Málaga.Comentarios Grabado anónimo con el retrato de Louise Labé.

«Y ahora, el Candela », remata la cantaora, que estuvo en la inauguración del mítico local de Lavapiés en 1982 y allí volvió mil veces tras un recital propio o ajeno. Menos noctámbula que otros, joven en definitiva, alguna noche en Bocaccio y bastantes más en el Robles de los bailaores Carmen Mota y Joaquín Robles. Aquel boom, y su veneno. "La droga es lo que más daño ha hecho al flamenco, un antes y un después, muchos se quedaron en el camino", señala como valoración histórica. Y el envés:"Lo mejor ha sido que el flamenco, una música popular, se ha elevado a la categoría de arte ". El pasado octubre Carmen Mola La bestia , y así se desveló el engaño.

Carmen Linares, en una imagen reciente en el Cafe de Chinitas, donde creció en Madrid, con Morente y en paralelo a Camaron en Torres Bermejas. ARCHIVO DE CARMEN LINARES Universitaria de los tablaos, anduvo en el Café de Chinitas junto a Enrique Morente ."Éramos unos críos. Nos daba la risa en el escenario y Enrique decía: 'Por favor, que nos van a echar'". De allí saltaban a Torres Bermejas, en busca de Camarón y otros magisterios. “A fin de cuentas se trata en ambos casos de una especie de pseudónimo”, observa.

"Enrique y José eran... Yo no me quedaba igual después de escucharlos". De ambos trae una anécdota que se ahorma al presente e importa este miércoles. En cambio, en el Lyon del siglo XVI existió no exactamente una Louise Labé, pero sí una persona llamada Loyse Labbé (con y griega y dos b ), cuya existencia Huchon documenta con detalle (e incluye en La Pléiade un documento de un juicio de la Inquisición en Salamanca en 1570 que la describe como “una bellaca” y “una mala muger de leon” [sic]).

Con Morente fue Carmen a una procesión en Alicante. Iban a cantar La saeta y"no sonó la música de siempre, sino la de Serrat". Esa misma canción tienen previsto entornar hoy. Pero lo que asombró a Morente y Carmen fue"qué modernidad, y qué alma, añadía Serrat" al clásico. Una reafirmación en carne propia. Su madre murió joven y su madrastra tampoco sabía firmar.

Desde la esencia, ella, como Morente o Camarón, actualizaron a sus ancestros ."Me baso en las raíces, pero quiero volar". Hoy mismo se cobijará en dos guitarras, claro, y en un trío de piano, contrabajo y batería. De Camarón también hay qué rememorar. Un día llamaron a casa de Carmen. Y lo es el contenido, que no se refiere a los amores y desamores de la Bella Cordelera real, sino que es un ejercicio literario plagado de alusiones a poetas antiguos y clásicos —Safo, Catulo, Ovidio— y otros contemporáneos, y basado en los modelos poéticos en boga en el Renacimiento.

Al otro lado, escuchó esa voz de suspiro:"Soy José". Y ella preguntó:"¿José? ¿Qué José?". Y con ese mismo habla sobre el viento le aclaró:"Camarón". Toda la familia enloqueció. Pero por encima del festejo, la enseñanza: José quería hablar con el marido de la cantaora, Miguel Espín , padrino de lo mejor del flamenco en TVE, depositario de una de las pocas grabaciones de Santiago Donday . “¿Está justificado este cuestionamiento?”, se lee.

Camarón no dejó precursor noble sin degustar y tampoco Carmen Linares, igual de amorosa con los jóvenes ,"hay que apoyarlos al máximo", con su impulso urbano y sus revoluciones; su forma de ser sin imitar. Esa dedicación y generosidad la engrandecieron a la inmortalidad, especialmente, por Antología (la mujer en el cante) , donde recuperó, en su garganta, a tantas mujeres ocultas al tiempo. Sobre esa obra, que ahora se llamaría feminista -"había que hacerles justicia"- y que es un manantial de nuevos aficionados desde hace un cuarto de siglo, vuelve esta noche. no sería si esa mentalidad igualitaria no se hubiese anticipado en su padre, ferroviario, apasionado del flamenco , guitarrista y más: algunas madrugadas lo encontraba la hija, porque le había venido la inspiración de alguna estrofa y se levantaba para sellarla. Con 13 años, cuando el trabajo los llevó a Ávila, La Niña era la sombra del padre en la peña flamenca. Sobre la posible paradoja que es publicar las obras completas de Louise Labé si Louise Labé era un colectivo, Mireille Huchon replica aludiendo a otros nombres que pudieron esconder a varios autores: “No es una paradoja.

Conoció ahí incluso a su futuro marido. Y ya en Madrid, la familia no solo eligió bien donde vivir, en la muy flamenca calle Echegaray, vecina de la extinta Peña Charlot . Carmen estudió mecanografía, pero su padre no la quiso secretaria:" Si Dios te ha dado un don , esa voz y ese oído, es para algo". Visa a esta gloria. Pero, ay, qué sería Carmen sin su madre, esa alegría en casa, el cante presente. Es autor del libro 'Otoño americano' (editorial Elba, 2017).

Fue ella quien, aún desde Ávila, enviaba una carta semanal a Radio Madrid para la rifa de un tocadiscos Iberofon , en el programa de José Luis Pecker."Ya que no teníamos dinero...".

Se hizo el anhelo, su padre cogió el tren y volvió con el tocadiscos."Allí escuche a Mairena, a Caracol, a todos los grandes". Carmen ha paseado ese tocadiscos, en su maletín, por el mundo, un equipaje más. A la dueña hoy del Inverfest la han escuchado en el Teatro Chaillot de París , en el Carnegie Hall de Nueva York , en el Shijuku Bunka Center de Tokio , en la Opera House de Sydney , en el Teatro Colón de Buenos Aires ..

. Y en el Teatro Real de Madrid o en la cárcel de mujeres de Yeserías, hace medio siglo, cuando aún gateaba en las tablas con los Habichuela. Fue Juan .