Adolfo García Ortega: "Hay un amor ridículo que preside la autoficción y las novelas mayoritarias"

03/12/2022 15:07:00

El escritor reescribe el cóctel plagado de historias que fue 'Autómata' (2006) y alumbra "una novela mejor", según su criterio. Se trata de 'El gran viaje'

Adolfo García Ortega: 'Hay un amor ridículo que preside la autoficción y las novelas mayoritarias'. El escritor reescribe el cóctel plagado de historias que fue 'Autómata' y alumbra 'una novela mejor', según su criterio. Se trata de 'El gran viaje'

El escritor reescribe el cóctel plagado de historias que fue 'Autómata' (2006) y alumbra "una novela mejor", según su criterio. Se trata de 'El gran viaje'

¿Por qué decide regresar a Autómata , una obra publicada en 2006? Respuesta.El narrador de El gran viaje se topa en Funchal con un desconocido, un español llamado Oliver Griffin, que empieza a contarle su vida sin preámbulos.¿Por qué decide regresar a Autómata , una obra publicada en 2006? Respuesta.El narrador de El gran viaje se topa en Funchal con un desconocido, un español llamado Oliver Griffin, que empieza a contarle su vida sin preámbulos.

Al releerla, me di cuenta de que era una historia formidable que necesitaba ser leída de otro modo , así que la reescribí y estructuré nuevamente, pensando en dar más claridad a los lectores, a los que la leyeron y a los que la leerán.Siempre digo que, en mi opinión, de una novela buena ha salido una mejor.Dicho anónimo narrador, auténtico alter ego Adolfo García Ortega (Valladolid, 1958), silencioso y atento interlocutor, hechizado por las “peroratas” del pasmoso relator oral y absorto en esa “navegación verbal” que entraba y salía de su propia vida y de las ajenas, sirve de albacea del locuaz personaje y toma nota de sus relatos, que alimentan el libro que leemos.P.P.¿Quizás este, más que ningún otro título de su obra, puede ser el mayor homenaje que ha hecho a literatura, a partir de todos los libros que lo han convertido en escritor? R.22,50 € La historia de Griffin tiene una apariencia difusa, pero se vertebra en torno a una peripecia central, un antiguo viaje en barco con destino a un misterioso lugar, Isla Desolación, la Ítaca del personaje, en las costas del Estrecho de Magallanes.Implícitamente, sí.El viaje emulará el de sus abuelos hace décadas, concretará su afición maniática a pintar islas y le revalidará su indeclinable obsesión de invisibilidad, de ser alguien invisible.

A lo largo de la trama principal, se van abriendo bifurcaciones hacia otras historias que remiten, a su vez, a ecos de novelas o de viajes aventureros, reales o ficticios, que en conjunto pintan una especie de larga concatenación de historias , y esto es precisamente la literatura: un viaje por la imaginación y lo inaudito.La historia viajera medular funciona como esqueleto narrativo que, además de engarzar con el viaje de los antepasados del que se deriva un relato familiar, también entronca con otro viaje remoto, en tiempos de Felipe II , que nos traslada a imaginarias quimeras históricas.A lo largo de la trama principal, se van abriendo bifurcaciones hacia otras historias que remiten, a su vez, a ecos de novelas o de viajes aventureros, reales o ficticios, que en conjunto pintan una especie de larga concatenación de historias , y esto es precisamente la literatura: un viaje por la imaginación y lo inaudito.P.Por ser más concretos, son las historias de aventuras, los grandes clásicos, los que aparecen reivindicados.Cada vez que Griffin abre la boca, y no para de hacerlo, surge una nueva peripecia que refiere con fruición y pormenor.En un momento en el que se imponen la autoficción y lo biográfico en la narrativa, ¿es casi un acto subversivo? R.En un momento en el que se imponen la autoficción y lo biográfico en la narrativa, ¿es casi un acto subversivo? R.Sin duda, algo tiene de eso.Menciones explícitas de la literatura popular del XIX, la de.Menciones explícitas de la literatura popular del XIX, la de.

Vivimos momentos de crisis identitaria en todos los niveles: sociales, históricos, geográficos, culturales y personales.De la tendencia a novelar el “yo”, cuanto más introspectivo y problemático mejor, da la impresión que las vidas ajenas solo interesan literariamente si se parecen a las del narrador, que es un espejo del lector.De la tendencia a novelar el “yo”, cuanto más introspectivo y problemático mejor, da la impresión que las vidas ajenas solo interesan literariamente si se parecen a las del narrador, que es un espejo del lector.Y viceversa: los lectores buscan novelas que creen que hablan de una especie de “yo” que los refleja.Mi novela aborda lo contrario: cuenta una historia, no diré fabulosa, pero sí con reminiscencias de Gran Relato insólito, de drama universal con mucha acción y recovecos."Soy un escritor libre, francotirador y 'rara avis', como usted quiera llamarlo" P."Soy un escritor libre, francotirador y 'rara avis', como usted quiera llamarlo" P.

Además de los tres planos temporales con los que trabaja en El gran viaje , se trata de una novela sobre el pasado, en la medida en que conecta con el viaje de sus abuelos y con un episodio del siglo XVI.¿Qué tal se lleva con el tiempo en la narrativa? Por cierto, los críticos de su poesía también subrayaron esa inclinación.R.R.En las novelas, el tiempo lo es todo.Y los tiempos verbales también.

Como contador de historias, los hechos y los personajes tienen que pertenecer a otro momento, al pasado.Como contador de historias, los hechos y los personajes tienen que pertenecer a otro momento, al pasado.Puede ser remoto o muy remoto, eso da igual.La frase novelesca por excelencia es “Al día siguiente…”.Una vez dicha, ya se está proponiendo una aventura, por mínima que sea, un suceder de cualquier cosa.Una vez dicha, ya se está proponiendo una aventura, por mínima que sea, un suceder de cualquier cosa.En mi novela, esos tres tiempos se alternan y progresan juntos.

>>Por un lado está el plano en que el protagonista, ese Griffin extravagante que cuenta historias, hace un viaje contemporáneo en un mercante para rememorar el viaje que hicieron sus abuelos —no los míos— setenta años atrás.Un viaje en el que sucedió algo que traslada la historia a un plano mucho más lejano, el XVI, cuando se descubrió el Estrecho de Magallanes, escenario de buena parte de la novela.Un viaje en el que sucedió algo que traslada la historia a un plano mucho más lejano, el XVI, cuando se descubrió el Estrecho de Magallanes, escenario de buena parte de la novela.Mis libros, y mi poesía, en efecto, tienen todos un tono narrativo , a veces crítico, a veces melancólico, a veces satírico, pero siempre movido por el vicio de contar.P.Vuelve, además, a los hechos históricos.Vuelve, además, a los hechos históricos.

¿Cómo integra estos episodios en sus novelas y, al mismo tiempo, logra que nunca sean confundidas con el género de novela histórica, ni siquiera con El evangelista ? R.En efecto, en parte vuelvo a hechos históricos lejanos.Sin ser un fan de la novela histórica, muchos de los escritores que me interesan, de cualquier tiempo, abordan alguna vez la llamada novela histórica.Sin ser un fan de la novela histórica, muchos de los escritores que me interesan, de cualquier tiempo, abordan alguna vez la llamada novela histórica.En mi caso es para reescribir la historia desde alguna perspectiva novedosa.Por ejemplo, , que un medio eligió como la mejor novela histórica de 2016, viene a ser una crónica periodística de los tiempos de Pilatos en que se demuestra que el cristianismo está basado en una falsedad.

Otra novela mía, Mampaso , encierra una versión demoledora de la guerra civil.Otra novela mía, Mampaso , encierra una versión demoledora de la guerra civil.La historia me interesa para darle la vuelta como a un guante."La historia me interesa para darle la vuelta como a un guante" P.En realidad, ha sido siempre difícil etiquetarlo en algún género.En realidad, ha sido siempre difícil etiquetarlo en algún género.¿Es una voluntad expresa o esa polivalencia surge de los múltiples intereses que lo asaltan? R.

En tiempos en que todo se acota y parcializa, yo huyo de las etiquetas, y eso me encanta.Mire, he escrito libros de diversos géneros, de diversos temas y de tonos y estilos diferentes.Mire, he escrito libros de diversos géneros, de diversos temas y de tonos y estilos diferentes.Quizá por eso soy un escritor libre, francotirador y rara avis , como usted quiera llamarlo.En todo caso, lo que me interesa y gusta es ser libro, más que escritor , y perdone la tontería.Es decir, me atrae el reto de acabar conformando una biblioteca con mis libros, y que parezca que son todos de autores distintos.Es decir, me atrae el reto de acabar conformando una biblioteca con mis libros, y que parezca que son todos de autores distintos.

Hay muchos escritores en España así, autores que tienen obras singulares y que, quizá por su sentido plural y heterogéneo, terminan siendo heterodoxos para el lector masivo.P.Volviendo a lo histórico, tanto en El mapa de la vida como en Una tumba en el aire rescata hechos reales para sus relatos de ficción.Volviendo a lo histórico, tanto en El mapa de la vida como en Una tumba en el aire rescata hechos reales para sus relatos de ficción.Sin embargo, siempre han destacado su imaginación desbordante.¿Cómo se relaciona entre lo real y lo imaginado? R.

Precisamente ese es el nexo, la imaginación.Precisamente ese es el nexo, la imaginación.A mí me interpelan los hechos reales que marcan o han marcado mi momento vital, mi tiempo real.Creo que el escritor puede y debe entrar en la realidad para poner un acento moral en el contexto de los hechos.El mapa de la vida , que gira en torno al.El mapa de la vida , que gira en torno al.

Leer más:
El Cultural »
Loading news...
Failed to load news.

Las aventuras y piraterías de Adolfo García Ortega, un asombroso fabuladorEl escritor despliega un enorme potencial imaginativo en 'El gran viaje', una dilatada enciclopedia narrativa que pivota sobre un entusiasmo literario desbordante

Adolfo García Ortega: 'Hay un amor ridículo que preside la autoficción y las novelas mayoritarias'El escritor reescribe el cóctel plagado de historias que fue 'Autómata' (2006) y alumbra 'una novela mejor', según su criterio. Se trata de 'El gran viaje'

Las aventuras y piraterías de Adolfo García Ortega, un asombroso fabuladorEl escritor despliega un enorme potencial imaginativo en 'El gran viaje', una dilatada enciclopedia narrativa que pivota sobre un entusiasmo literario desbordante

Las Novias: 'Donde hay arte de verdad, no hay fascismo'Pocos grupos se mantienen fieles a un concepto y un sonido como esta formación zaragozana con más de 30 años de carrera y un nuevo disco, tras ocho años de espera, que conjura el paso del tiempo elenac ¡Al examen de próstata, desfasados! elenac Sí, porque Italia y Alemania son países conocidos por su carencia de arte. elenac Tan mayorcitos y tan infantiles.

Amancio Ortega se alía a Ricardo Leal en hidrógenoEnagás Renovable, la filial de Enagás especializada en energías verdes, ha anunciado una alianza con el grupo de renovables Alter Enersun, para producir hidrógeno. Enagás Renovab

Las urgencias del Hospital La Paz, al límite: 'Está todo colapsado; hay camas por todos sitios'Los trabajadores del Hospital La Paz denuncian que la saturación que hay obliga a algunos pacientes a permanecer más de un día en urgencias, y dicen que no pueden más ante esta situación. 'La gente está desesperada', expresa un enfermero. Yo estuve 2 en un Hospital de Ferrol. No tienen decoro Urgenciaslapaz remitirlos al HZendal. No es par estos casos el Zendal? Por qué no lo haceis? En Zaragoza hasta cinco, así que nada. Seguid con la obsesión enfermiza por Madrid.