Lomásleído, Jep Se Pronuncia Sobre Falsos Positivos, Falsos Positivos, Jep, Jurisdicción Especial Para La Paz, Mario Montoya, Ejército, Falsos Positivos En La Era Uribe, Álvaro Uribe Vélez, Auto De La Jep, Antioquia Y Falsos Positivos

Lomásleído, Jep Se Pronuncia Sobre Falsos Positivos

¿Qué hay detrás de las cifras de la JEP sobre los falsos positivos?

#LoMásLeído en @EEColombia2020: ¿Qué hay detrás de las cifras de la JEP sobre los falsos positivos?

22/02/2021 6:35:00 a. m.

LoMásLeído en EEColombia2020: ¿Qué hay detrás de las cifras de la JEP sobre los falsos positivos ?

Analizamos los datos entregados por el alto tribunal y encontramos quiénes eran los altos mandos en las unidades militares que presentan la mayor ...

Óscar Enrique González Peña, comandante entre 2004 y 2005, y a quien la CCEEU le atribuye 143 casos de ejecuciones extrajudiciales bajo su mando. Incluso, según investigaciones de Human Rights Watch en 2011, el inspector general del Ejército en 2009, Carlos Suárez, les dijo a diplomáticos estadounidenses que González Peña le ordenó detener las investigaciones relacionadas con falsos positivos porque “estaban minando la moral de los oficiales”. Actualmente el militar en retiro no comparece ante el tribunal transicional. Su nombre aparece en los informes de las víctimas que llegan hasta la Jurisdicción.

Gareth Steven Sella: así es el joven cineasta que fue herido en un ojo durante protestas en Bogotá “No vamos a permitir que estigmaticen a Gareth por cómo se viste”: Claudia López Valiente abuelita persiguió y tiró al suelo a un ladrón que le había robado su bolso

Otro de los exmilitares involucrados es Miguel David Bastidas, exsegundo comandante del Batallón de Artillería No. 4 Jorge Eduardo Sánchez (Bajes) entre 2004 y 2005. De acuerdo con el auto de la JEP, esta es la estructura militar con mayor número de víctimas, con un total de 103, según informes de la Fiscalía. En noviembre de 2017, el militar fue imputado por tener aparente relación con 32 homicidios, 14 desapariciones forzadas y 10 casos de tortura, casos ocurridos en su período como comandante del batallón. Actualmente, Bastidas es uno de los comparecientes.

En la lista de los militares que estarían salpicados con los “falsos positivos” también está el hoy general Marcos Evangelista Pinto, quien comandó el batallón Anastasio Girardot, entre 2006 y 2007. Según Fiscalía, sería responsable de 23 presuntas ejecuciones extrajudiciales. Pinto, además, también estaría relacionado con 31 casos más ocurridos en Huila, entre 2007 y 2009, cuando comandó el Batallón Magdalena en ese departamento. headtopics.com

Hasta ahora el militar no ha sido llamado por la JEP, aunque las organizaciones sociales ya entregaron un informe explicando su presunta responsabilidad en estos hechos. Hoy comanda la Segunda División del Ejército, en Norte de Santander, y en 2019 interpuso una tutela para que el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) borrara los murales y publicaciones en los que se lo relaciona con estos crímenes, alegando que se atentaba contra su honra y buen nombre. El juez le dio la razón.

Según la CCEEU, en la mayoría de los casos de este departamento se encontró un patrón sobre la retención de las víctimas de manera arbitraria por las tropas del Ejército Nacional, “ya fuere en su lugar de residencia, en la casa de un familiar o vecino(a), trabajando, realizando oficios o en medio del desplazamiento hacia otro lugar”. Sobre la sistematicidad del delito, las organizaciones de derechos humanos aseguran que militares de la Cuarta Brigada “llegaban a distintas veredas antioqueñas con fusil en mano y eligiendo casas de campesinos al azar”.

Los perfiles de las víctimas, de acuerdo con los testimonios reunidos por la JEP y la Fiscalía, incluyen defensores de derechos humanos, sindicalistas, defensores de los derechos de las mujeres, las víctimas y las minorías, incluyendo a la comunidad LGBTI, a las personas con discapacidad física o mental y miembros de comunidades indígenas, en especial kankuamos, wiwas y wayúus.

En este departamento, la Sala de Reconocimiento priorizará la investigación de los hechos perpetrados entre 2003 – 2005, en el oriente antioqueño por miembros del Bajes. Otras estructuras militares con posible participación en este crimen son la Agrupación de Fuerzas Especiales Urbanas No. 5, el Batallón de Infantería No. 32 General Pedro Justo Berrío, el Batallón de Infantería No. 10 Coronel Atanasio Girardot y el Batallón de Ingenieros de Combate No. 4 General Pedro Nel Ospina. headtopics.com

Gareth Steven no estaba cometiendo actos violentos: Escudos Azules Pidió préstamo de alivio por el COVID-19 para salvar su empresa y se gastó la plata en ropa y joyas Indígenas que se aglomeraron dicen estar protegidos del COVID-19 por “medicina alternativa”

Por el Caribe también pasaronDesde hace 137 años la Primera División del Ejército ha estado activa en la región del Caribe, principalmente, en los departamentos de Cesar, La Guajira, Magdalena, Sur de Bolívar y Atlántico. Bajo esta estructura de mando, que comprende la Brigada Décima Blindada (creada en el 2005, antes operaba el Comando Operativo 7) y la Segunda Brigada, en Cesar y La Guajira, se documentaron 538 muertes irregulares o víctimas de “falsos positivos”, entre 2002 y 2008.

Este tribunal ha destacado los casos de Cesar y La Guajira por diversas razones. Primero, en el periodo más crítico y violento, comprendido entre 2002 y 2008, en estos territorios se concentró el 15 % de ejecuciones extrajudiciales de los diez departamentos priorizados por la JEP. Segundo, según el informe de la Fiscalía, la Primera División representó el mayor número de muertes cuestionadas a nivel nacional. Justamente dentro de ella, el Batallón La Popa, con jurisdicción en Valledupar (Cesar), y el Grupo de Caballería Mecanizado Juan José Rondón (Gmron), con sede en Buenavista (La Guajira), fueron los batallones con el mayor número de víctimas de ejecuciones extrajudiciales. Hay que aclarar que ambos están bajo la jurisdicción de la Brigada Décima Blindada y el Comando Conjunto Nº1 Caribe.

Frente a esto, Daniela Rodríguez, abogada representante de las víctimas del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, asegura que a pesar de que hay una concentración evidente en estos dos batallones, “no hay que perder de vista que las prácticas de reclutar, engañar a las víctimas y hacerlas pasar por bajas en combate se presentó en toda la región, de manera sistemática”.

En Cesar, desde 2002 a 2008, la JEP registró un total de 323 víctimas de “falsos positivos”. Durante los primeros años, entre 2002 y 2004, se registraron 124 muertes irregulares. Este mismo periodo coincide con los años en el que La Popa es el batallón con mayor número de investigaciones en curso por posibles ejecuciones extrajudiciales, según la Fiscalía General de la Nación. headtopics.com

En aquel entonces el Teniente Coronel Publio Hernán Mejía era el comandante del Batallón La Popa, adscrito al Comando Operativo No. 7 (previo a la creación de la Brigada Décima Blindada). Mejía fue condenado, entre otras cosas, por conformar un grupo especial llamado Zarpazo, responsable de 18 homicidios presentados falsamente como bajas en combate. Por esto, fue condenado a 19 años de prisión y en 2017 pidió pista en la JEP y obtuvo su libertad transitoria. Sin embargo, tal como asegura la abogada Rodríguez, las víctimas no están satisfechas con las versiones que ha dado ante la JEP. Cabe recordar que solo esta unidad concentra el 9 % de los comparecientes sometidos ante el tribunal.

Entre 2002 y 2004, al revisar la estructura de mando en esta zona, Mario Montoya fungía como comandante de la Primera División (como lo muestra la tabla). Montoya, quien dos años después pasaría a ser comandante del Ejército, ha sido uno de los altos mandos más cuestionados por las presiones que se ejercieron a los uniformados para aumentar el número de bajas en combate.

Gobierno y Sinovac, en negociaciones para adquirir 10 millones de vacunas Empresas deben suprimir lista de labores que una mujer supuestamente no puede realizar 'Nadie me quiere ahí': James Rodríguez sobre el Real Madrid

No hay que olvidar el caso del Brigadier General (r) Adolfo León Hernández Martínez, comandante de dicho Batallón entre diciembre de 2007 y junio de 2009. De acuerdo con el informe¿Qué futuro nos espera?del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, la Comisión Colombiana de JurIstas y el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, cerca de 39 víctimas de ejecuciones extrajudiciales se habrían cometido bajo la comandancia de Hernández.

Un caso documentado por Human Right Watch data del 23 de enero de 2008 (durante el periodo de Hernández como comandante del batallón) en el que soldados del batallón La Popa asesinaron a Aldemar García Coronado, de 16 años en la finca Buenos Aires, ubicada en el municipio de Codazzi (Cesar). Posteriormente, informaron que se trataba de una baja en combate. Un radiograma firmado por el TC Hernández indicaba que soldados que participaron en la operación “entraron en combate” con “cinco terroristas”, y que en ese hecho murió un “NN” a quien catalogaron de haber pertenecido a una banda criminal (Bacrim). Por este crimen condenaron a dos militares a 40 años de prisión: el sargento Rodrigo Garzón Sánchez y el soldado profesional Cristian Pacheco Morales.

Organizaciones de derechos humanos que han documentado juiciosamente estos casos advierten que hay una relación entre ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas. En la región Caribe, según el Centro Nacional de Memoria Histórica, en el Cesar se registraron 3.755 víctimas de desaparición forzada; en el Atlántico, 707, y en La Guajira, 873. En estos tres departamentos el nivel de impunidad en la sanción e investigaciones de este delito alcanza el 99 %.

(Le puede interesar:‘Datos de la JEP prueban que la Seguridad Democrática fue una política criminal’: víctimas)En La Guajira, el segundo departamento de esta región priorizado por la JEP, este tribunal constató que el año con mayor número de víctimas de “falsos positivos” fue el 2006. Durante este año, iniciando el segundo periodo presidencial de Álvaro Uribe Vélez, se documentaron 78 casos de ejecuciones extrajudiciales. Como lo demuestra la tabla, en 2006 estuvo de comandante de la Brigada Décima el coronel Hernán Giraldo Restrepo y de segundo comandante el coronel Nicacio De Jesús Martínez Espinel. Este último pese a no tener procesos en la justicia en su contra, ha sido cuestionado por presuntamente ejercer presiones con el fin de aumentar el número de bajas en combate y supuestos beneficios a los militares y batallones que presentaran una “efectiva cifra contrainsurgente”.

El coronel Martínez fue nombrado por el presidente Iván Duque en diciembre de 2018 como Comandante del Ejército Nacional, luego se retiró en 2019, alegando motivos personales. Semanas antes de su retiro, había sido señalado por la investigación publicada en el diario estadounidense The New York Times en el que estaría involucrado en la orden de disminuir entre un 60 % y 70 % la credibilidad y exactitud en las operaciones militares, lo que en consecuencia, podría abrir la puerta a una laxitud y por ende, “posibles muertes cuestionadas”, señaló entonces el diario.

Uno de los hechos más aberrantes documentados en el informe antes mencionado se refiere a un caso ocurrido el 27 de junio de 2006 en el municipio de Dibulla (La Guajira). Aquel día fueron asesinadas y presentadas como dadas de baja en combate dos personas por integrantes del Batallón La Popa. En este hecho, el familiar de una de las víctimas, quien era soldado profesional del Ejército, parece haber fungido como el propio reclutador.

Este caso, como otros reseñados por la JEP, podrían revelar algunos patrones de selección de las víctimas y también del modus operandi de los victimarios. Es alarmante, advierte el tribunal, que de las víctimas indígenas de falsos positivos, el 51 % fueron muertes presentadas como dadas de baja por los dos batallones La Popa y Gmron. Las víctimas pertenecían a las etnias kankuama, wiwa y wayúu.

* Espere mañana análisis de las cifras de Huila, Casanare, Norte de Santander y Meta. Leer más: El Espectador »

Tres heridos deja fuerte accidente sobre la autopista norte en Bogotá

Durante la noche del miércoles se registró un fuerte accidente en la autopista norte con calle 154, donde un vehículo particular impactó contra un poste.

EEColombia2020 Un genocida: URIBE VELEZ EEColombia2020 Detrás de las CIFRAS INFLADAS de la JEP está únicamente la Urgente necesidad de desviar la Atención sobre LA MANIPULACION DE TESTIGOS FALSOS de IVAN CEPEDA MONSALVE debe ser Protegido porque IVAN CEPEDA estará pensando en 'EVITAR de Cualquier Forma' que MONSALVE DIGA LA VERDAD

EEColombia2020 Supuestamente lis falsos positivos son para mostrar.. eficacia.. ante un juez y ver acciones Pero estos soldados fueron tan brutos en dabeiba que lis echaron fosas comunes Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja No me crean tan gueboooooooommmmmmm EEColombia2020 La verdad, pura y dura. Qué más buscan?

EEColombia2020 Qué hay detrás? Pruebas y cuerpos